martes, 9 de abril de 2013

Cuando el mundo gira enamorado

El domingo pasado acabe este pequeño libro y como os anuncie en un post anterior ahora quiero compartir con todos vosotros mis impresiones sobre el mismo.

Cuando el mundo gira enamorado. Semblanza de Víctor Frankl relata un periodo concreto de la vida de Víctor Frankl. 

El autor:

Rafael de los Ríos es periodista y escritor. Doctor en Filosofía y licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense.
Actualmente es profesor de Psicología General y de Comunicación en la Empresa, alterna las tareas periodísticas con la literatura. 

Ha escrito el libro 'Cuando el mundo gira enamorado', semblanza del psiquiatra judío Viktor Frankl (Ed Rialp, 2000), en la que acertó a plasmar sus pensamientos y la autenticidad de su amor.(información obtenida aqui)



El protagonista:


Víctor Frankl nació en el 26 de marzo de 1905 en Viena. De origen judío, estudio medicina en al Universidad de Viena, especializándose en neurología y psiquiatría. Trabajo en el Hospital General de Viena desde 1933 a 1937 y posteriormente hasta 1940 ejerció la psiquiatría en su propia consulta, dirigiendo de 1940 a 1942 el departamento de neurología del Hospital Rothschild. 




En 1942 junto a su esposa, Tilly Grosser, con la que contrajo matrimonio en 1941, y a sus padres, es deportado al campo de concentración de Theresienstadt. Falleciendo en este campo su padre. En 1944 es trasladado al campo de concentración de Auschwitz al que le acompaña su esposa por decisión propia. Posteriormente sera trasladado a Dachau donde será liberado el 27 de abril de 1945, con 40 años, por las tropas de ejercito aliado. Durante estos años de cautiverio fallecerán su esposa y sus padres en distintos campos de concentración. En 1945 contrae matrimonio nuevamente y tiene una hija.


Frankl retornó a Viena en 1945, como Jefe del Departamento de Neurología del Vienna Polyclinic Hospital, posición que mantendría durante 25 años, siendo también profesor tanto de neurología como de psiquiatría en la Universidad de Viena hasta los 85 años de edad.A partir de 1961, mantuvo, también, 5 puestos como profesor en los Estados Unidos en la Universidad de Harvard y de Stanford, así como en otras como la de Dallas, Pittsburg y San Diego.

Escribió 32 libros sobre análisis existencial y logoterapia que han sido traducidos a 26 idiomas y ha conseguido 29 doctorados honorarios en distintas universidades del mundo. Y ganó el premio Oskar Pfister de la Sociedad Americana de Psiquiatría, así como otras distinciones de diferentes países europeos.

Una de sus grandes pasiones, y a la que se hace referencia en el libro que nos ocupa, fue la escalada y el montañismo. Como curiosidad, y prueba de su vitalidad e inquietud, a los 67 años, consiguió la licencia de piloto de aviación.

Falleció el 3 de septiembre de 1997 a los 92 años de edad, tras una vida larga y plena.


El libro

En este pequeño libro Rafael de los Ríos trata de trasmitirnos las bases de la tercera escuela de Viena, la logoterapia, creada por Víctor Frank. Para ello aprovecha las vivencias del Dr. Frankl durante su ignominioso cautiverio en los campos de concentración nazis.

El libro comienza cuando Víctor es trasladado, junto con su mujer al campo de Auschwitz. A partir de aquí nos ira contando brevemente, de forma retrospectiva, unos pocos datos sobre su infancia, juventud y matrimonio con la joven Tilly, así como sus encuentros con Sigmund Freud y Adler y sus discrepancias con las teorías de ambos. Todo de forma muy breve y concreta. 

Durante estos años de cautiverio el Dr. Frankl tendrá ocasión de poner a prueba sus teorías en si mismo para poder sobrevivir a tanto sufrimiento y a tantas vejaciones constantes. Según su teoría médica el hombre necesita un sentido último para vivir, ya que en todos nosotros existe una semilla de dignidad que no puede destruirse ni siquiera en las circunstancias más adversas.

En uno de los capítulos centrales del libro nos describe cuales son, según su teoría, los tres tipos de valores que dan sentido a la vida de las personas:

Existen en el hombre tres tipos de valores que dan sentido a su vida –anota Víctor-. Primero: valores creativos. Segundo: valores vivenciales. Tercero: valores de actitud. Por ejemplo, un enfermo que yo atendí vivió sucesivamente estos tres valores de forma casi dramática. Era un hombre joven. Profesión: diseñador de publicidad; al diseñar anuncios vivía los valores creativos. Sufrió un tumor en la parte alta de la columna vertebral.

En el hospital, se entregó a la lectura de buenos libros, se deleitaba oyendo música escogida y animaba a otros pacientes: entonces pasó a experimentar los valores vivenciales, es decir, da ahora un sentido a su vida acogiendo ese segundo tipo de valores. Primer viraje.
Finalmente, su parálisis progresa tanto que ya no es capaz de leer, ni aguanta los auriculares. ¿Qué actitud toma ante su destino? Sin quejarse, ofrece a Dios sus dolores por los seres queridos. Pues bien, cuando yo pasé la visita de la tarde, la víspera de su muerte, y sabiendo perfectamente lo que le aguardaba, ese admirable enfermo me rogó que le pusiera la inyección de medianoche: para que yo no me molestara en levantarme a mitad de la noche. Este hombre, en las últimas horas de su vida, no se preocupaba en absoluto de sí mismo, sino sólo de los demás. Segundo y maravilloso viraje hacia el tercer tipo de valores: los valores de actitud, que son los más importantes para la persona, y los más difíciles de asumir, porque no todos aceptan el sufrimiento con dignidad.

Otro episodio realmente emotivo en el libro es la charla de motivación que da a los presos en uno de los barracones durante una de las navidades de su cautiverio. En Youtobe hay una pequeña presentación sobre este discurso. Os dejó el enlace aquí para que quien tenga interés lo pueda ver. Las imágenes son muy duras y prefiero no reproducirlo directamente y que quien tenga curiosidad lo pueda consultar.

Mis apreciaciones:

Resulta realmente duro pensar como a pesar de todas las calamidades, ignominias y sufrimientos que padeció el Dr. Frankl, éste saco fuerzas de flaqueza para sobrevivir, para ayudar a otros compañeros de cautiverio a sobrellevar todo sus sufrimiento, a salir adelante o a morir dignamente. El libro transmite esperanza, fuerza y está lleno de llamadas al amor y a los deseos de vivir.

Por lo que respecta al estilo con el que esta escrito, es muy sencillo, casi periodístico,  con un lenguaje claro y accesible, por lo que no es necesario ser un experto en la materia para poder comprender las teorías del Dr. Frankl. Además es muy sintético, ocupándose de los aspectos centrales de la logoterapia, y aprovechando, como ya he dicho, las vivencias del Dr. Frankl en los distintos campos de concentración y sus conversaciones con los diversos compañeros de cautiverio para exponerlas. Su lectura resulta fácil y amena, dejando al final un deseo de continuar leyendo sobre la materia y de la vida de este magnifico hombre.

A mí me ha sorprendido gratamente porque me ha gustado a pesar de no ser una materia de mí especial agrado. Sí tenéis ocasión os recomiendo que le echéis un vistazo.

Espero que os guste. 


1 comentario:

  1. Pues parece interesante, es un tema que me atrae muchísimo cuando no cae en sensiblerías y creo que es el caso.
    Miraré como conseguirlo
    Besos y gracias por el descubrimiento

    ResponderEliminar